Nuestra historia

Erik Nielsen fundó Biosa Danmark en 2001. Su pasión por el estudio de las bacterias probióticas y los procesos de fermentación comenzó en 1994, cuando comprendió las increíbles propiedades beneficiosas de los microorganismos. Rápidamente se dio cuenta del potencial de las bacterias para resolver muchos de los problemas que enfrenta el mundo moderno.
 

"Pude ver como los probióticos posibilitaban nueva vida de una manera eficiente y sostenible, así que me propuse aprender más sobre ellos. El objetivo era desarrollar productos con microorganismos que fueran orgánicos, eficientes y sostenibles" (Erik Nielsen)

En ese momento él era un agricultor orgánico y trabajó fervientemente en la búsqueda de tecnologías sostenibles para el desarrollo de esta forma de agricultura, con el objetivo claro de mejorar la salud tanto del hombre como de los animales.
La pasión y la perseverancia de Erik dieron como resultado Biosa International ApS. 
Actualmente esta empresa fabrica y suministra productos a más de 30 países en todo el mundo. En Argentina hemos desarrollado una planta de elaboración bajo supervisión de la fábrica madre. De esta manera, la producción local contribuye a la sustentabilidad económica, social y ambiental.
A lo largo de los años, la ecología, la sustentabilidad y el deseo de hacer del mundo un mejor lugar, han sido el núcleo de nuestro trabajo y creemos firmemente que los probióticos son la manera para lograrlo.

 

La naturaleza nos inspira.
Ofrecemos una alternativa saludable, natural y sostenible.